“Caminemos hacia los márgenes donde Dios clama, para tejer la vida con compasión y solidaridad”

Reunidas bajo este lema estamos viviendo nuestro capítulo provincial en la casa de retiro de Malloco, hemos reflexionado y escuchado también la voz de la Iglesia a través del papa Francisco quien nos llama a salir e ir al encuentro del dolor y como hermanas del Buen Pastor hacemos ecos de estas palabras especialmente en estos días; por eso afirmamos que el carisma y la espiritualidad no son privativos de nosotras las hermanas sino le pertenece a la Iglesia. Laicos /as, y nosotras somos corresponsables de hacerlo vida en la misión.

En este contexto de reflexión y oración hoy hemos elegido a nuestra nueva animadora provincial, quien deberá acompañar los procesos comunitarios y la misión en los países Chile y Bolivia ya que juntos /as formamos una sola provincia.

En una Eucaristía presidida por Monseñor Ricardo Ezzatti dimos gracias a Dios por el servicio de 6 años de Hna. María Cristina Opazo y su consejo quienes con dedicación sirvieron y acompañaron la vida de la provincia.

También motivo de gratitud por la disponibilidad de Hermana Adela Reyes nuestra nueva animadora provincial, ella es una mujer oriunda de Curicó, quien lleva 30 años en la Congregación, tratando de ser fiel a Dios pero con la certeza de que Dios ha sido fiel con ella, ha trabajado con pasión en la defensa de las niñas en distintas comunidades de Chile y hasta este momento era nuestra ecónoma provincial. Y con el salmo 126 decimos: “El Señor ha estado grande con nosotras y estamos alegres”

 

 

 

 
 
 
 
 

Imprimir